EL SÍNDROME DE LOS LAME CULOS

Hace no mucho, un empresario me comentaba el gran problema que tenía cuando se dio cuenta que en su empresa NÁDIE le decía la verdad.

 

Estaba harto de enterarse de las cosas por casualidad o demasiado tarde. Se pasaba las reuniones viendo cómo los diferentes directores de los departamentos a parte de no tener ideas propias siempre encontraban sus ideas las mejores y no reparaban en comentar las mil y una bondades de su fantástica idea.

Había optado por incluso en pedir un informe sobre los problemas que podían observar en cada una de esas ideas, y no sólo el informe acababa siendo vago e inútil, sino que coincidían entre ellos entre los “pequeños” problemas de la estrategia.

Por otra parte y de forma más banal había pillado a administración con algunas mentiras piadosas sobre ausencias de trabajadores o sobre el NO cumplimiento de ciertos protocolos de la empresa. Algunos de ellos pudiendo ser muy graves, ya que podían incurrir incluso en responsabilidades legales para la empresa…

 

Conozco perfectamente lo que me comentas, le contesté, sufres lo que vulgarmente se conoce en términos científicos como “el síndrome del lame culos”. Es más común de lo que parece en las empresas, y se suele dar en gente que rodea a cargos directivos que piensan que su trabajo es halagar las ideas de su líder por muy estúpidas que sean.

 

Y te advierto es tremendamente grave y puede contagiarse, ya que los otros trabajadores pueden pensar que es la forma de ganarse el favor del jefe.

– Y que hago?, me pregunto con un semblante entre preocupado y sorprendido

– No he acabado de explicarte la situación, le dije…para que nos entendamos…

Todo Lame Culos, al final necesita un culo que lamer, no sé si sabes por dónde voy…

– Pues no, la verdad.

– Es sencillo, evidentemente tienes un problema, pero has de pensar que parte del problema eres tu mismo, vaya…que tú pones el culo!

 

 

Sin duda, sólo hay una forma de acabar con los “Lame Culos”

  • – No dejes tu culo al alcance de los Lame Culos. No entiendo como no son ellos, cada uno en sus responsabilidades y obligaciones, los que te presentan las ideas y las estrategias para conseguirlas. Posiblemente NO entiendes que NO es tu trabajo presentar TODAS LAS IDEAS y las estrategias, se lo estás dejando a huevo, y como encima no tienen o no les dejas tener un discurso o ser críticos han acabado actuando por supervivencia. El jefe es el mejor y sus ideas son buenísimas….y patadón palante.
  • – No hables tanto, escucha…., los silencios son incómodos y si tienes que sustituir un “que buena idea jefe” por todo un discurso sobre el trabajo que estás realizando te aseguro que no se puede improvisar.
  • – Los Lame Culos suelen caracterizarse por ser gregarios, intenta romper con eso, asigna un proyecto por departamento, e intenta que pasen de ser gregarios para lamer culos a ser colaboradores para tirar adelante ese proyecto.
  • – No permitas que en las reuniones hables más tú que ellos, y sobretodo con un orden de los temas que “ellos van a hablar”. Cada uno de los departamentos debe presentarte los resultados, estrategias y objetivos. Tu trabajo es intentar ayudar, o crear sinergias, no dárselo todo hecho.
  • – Dales herramientas, si no las tienen, la posición más fácil es darte la razón a ti, “el marrón que se lo coma él”
  • – Si durante un mes no oyes a nadie quejarse en el trabajo de algo, es que tienes un problema. La máquina del café no tiene agua, los lavabos están sucios, no soporto al de contabilidad de la quinta planta…Incluso en Disneylandia puedes oír alguna queja sobre lo incómodo que es el disfraz de Pluto.
  • – Premia no la crítica sino la pro actividad por la búsqueda de la excelencia, de la mejora de procesos, del aumento de la comunicación. La sociedad es viva, y una empresa debe serlo, los procesos que hace un año parecían inamovibles, pueden no serlo ahora, al contrario pueden ser un lastre!
  • – Escucha, sí sé que lo dije antes, pero casi todo pasa por escuchar lo que sucede a tu alrededor

 

marzo 13, 2018

Etiquetas: ,