Formación presencial o Formación Online?

 

Hay detractores y defensores a partes iguales para cuada una de las opciones, personalmente pienso que cada una de las opciones cubre unas necesidades muy diferentes y que muchas veces no son antagonistas, sino que pueden ser complementarias.

Hace poco tuve una conversación sobre cuál de ellas era mejor, y me gustaría describiros un poco las ventajas y desventajas que salieron en la discusión.

 

FORMACIÓN ONLINE

Ventajas:

– No existen fronteras, más allá de poder tener acceso a Internet.

– En el caso de videotutoriales, tenemos la libertad de hacerlo cuando queramos y al ritmo que se adapte a nosotros, no al revés.

– En el caso de webinars, disponemos de mayores posibilidades de escoger

– Normalmente los costes son inferiores por parte del alumno, y también para el formador.

– Puede acabar convirtiéndose en una clase particular a medida.

Desventajas:

– Necesita gran implicación del alumno

– Necesita por parte del alumno tener muy claro los objetivos que desea conseguir con el curso que escoge.

– Suelen ser cursos mucho más genéricos en caso de ser cursos online y no webinars

– Si se tratan de videotutoriales o cursos online, puede tener poca interacción más allá de un foro o un correo con el profesor.

– No todos los cursos online se han adaptado a los nuevos tiempos, no cuentan con gamificación, están desfasados, no son atractivos visualmente, etc.

– Puede no existir la relación profesor alumno, o de existir ser muy difícil de conseguir los niveles que se consiguen en una relación personal

 

FORMACIÓN PRESENCIAL:

Ventajas:

– Suele ser más motivadora y conseguir mayor implicación del alumno.

– Posibilidad dependiendo del caso de tener relación con otros alumnos, enriqueciéndose el proceso educativo.

– Puede ser mucho más personalizada la formación dependiendo de las capacidades del alumno, capacidad de adaptación del profesor para alcanzar unos objetivos.

– Mayor conocimiento del profesor acerca de las motivaciones y objetivos reales del alumno.

– En función del número de alumnos puede ser formación a medida.

 

Desventajas:

– Suele ser más caro para el alumno y también para el profesor

– Estructura rígida en cuanto a horarios y espacios formativos.

– Depende del volumen de alumnos se pierde la personalización de la relación profesor-alumno.

– Implica a veces sacrificios personales mayores que en la formación online. Desplazamientos, horarios, etc.

– Menor oferta formativa, limitada a las posibilidades varias de los posibles alumnos.

 

Al final, las conclusiones finales se podrían resumir en:

– Pueden ser grandes aliados para complementarse.

– Pueden ser cada una de ellas grandes herramientas de desarrollo personal y profesional.

– Depende de las necesidades pueden ser tan válidas unas como otras.

– Dejemos los prejuicios sobre las opiniones personales que podamos tener y pensemos en las diferentes opciones para obtener los mejores resultados.

 

Un ejemplo que nos ha ayudado para poder situarnos es la metáfora del partido de fútbol.

Hay seguidores que no entienden no ver a su equipo de fútbol en el campo, con todo lo que ello supone, hacer tráfico, aparcar lejos, pagar una entrada muchas veces nada barata, comer un bocadillo mientras aguantas con una mano un banderín y con otra el paraguas…

En cambio hay otro tipo de seguidores, tan forofos como el anterior, que les gusta verlo des de casa, con todas las comodidades a su alcance, con los amigos que él escoge, con la comida y la bebida que le apetece y con unos gastos muy inferiores.

 

junio 5, 2018

Etiquetas: , ,